En verano, se cena en la calle.

 

Sevilla destaca en el mundo por su cultura y su clima cálido durante todo el año. Sin embargo, en verano el clima cálido se intensifica bastante. Desde las 3 de la tarde hasta las 6 se recomienda estar en zonas sombreadas y frescas, parques como el de María Luisa o el del Alamillo son adecuados por tener muchas zonas de penumbra. Mayoritariamente, los turistas buscan el refugio de los hoteles o meriendan un refrescante helado en las escasas sombras que ofrece Sevilla durante ese intervalo.

Las noches veraniegas son más refrescantes, sigue habiendo calor pero la brisa nocturna suaviza la sensación térmica. Es por este motivo que en La Terraza panorámica Eme Catedral podrás disfrutar de una cena inigualable.  La brisa acariciará tu tez mientras cenas a la luz de la catedral y un manto de estrella te cubre. Una experiencia diferente que has de probar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *